ruta 13: Lindus y sus megalitos




11 Km. Desnivel 300m.

Esta ruta tiene muchos puntos de interés para el caminante. Se asciende al Lindus, que es el punto mas cercano a la frontera francesa desde Roncesvalles, a solo 3,5 kilómetros en línea recta de distancia desde la monumental localidad. Llegamos a esta altura atravesando el valle de Xiringoa, uno de los mas hermosos de la zona. Pero además se visita la estación megalítica de Lindus, con varios megalitos de diferente tipología.

Se parte de Roncesvalles. En la carretera que lleva a Ibañeta, en la primera curva, sale a la izquierda un camino que lleva a la quesería. Antes de llegar a ella, a la derecha arranca otra pista forestal que sin pérdida lleva hasta un bello abetal que hay que atravesar hasta salir a una pista mas ancha. Ya estamos en el valle de Xiringoa. Siguiendo la pista a la derecha empezamos a recorrer un cómodo trayecto con la música del riachuelo de fondo hasta una gran pradera con charcas que albergan anfibios de especies protegidas. Siguiendo en la misma dirección llegamos a una encrucijada aguas arriba donde dos arroyos se unen para formar el que hasta ahora seguíamos. Aquí la pista se bifurca. Hay que decidirse por la de la derecha empezando la ascensión. Veremos las marcas del rojas y blancas del GR-11 que seguiremos hasta que el bosque se abre en pradera en el collado y nos regalamos con excelentes panorámicas de la zona, destacando, hacia el sur, el Mendixuri. En el mismo collado, junto a un poste indicador y a ambos lados de la alambrada de separación de municipios vemos los primeros restos prehistóricos: un par de túmulos formados por amontonamientos de piedra y tierras. Son los túmulos de Atalozti. Ahora hay que seguir por el cordal hacia el noreste, siguiendo el vallado, donde llama la atención la Peña del soldado, una gran roca aislada visible desde los túmulos. No sería de extrañar que, en unas culturas que tenían esa especial relación con las piedras, esta peña desempeñara algún papel en los ritos funerarios prehistóricos que en estos altos se celebraron. Desde aquí disfrutamos de grandes vistas del collado y los picos cercanos.

De nuevo nos internamos en el bosque en la subida hacia Lindus. Conviene seguir por el lado izquierdo del vallado, ya que a poco mas de 100 metros se encuentran los Cromlech de la Peña del Soldado. Son los monumentos megalíticos mas interesantes de esta ruta. Se conservan muy bien dos cromlech, con su círculo votivo de piedras. El primero que nos encontramos está en una pequeña pradera. El segundo junto a dos buenos ejemplares de hayas. Solo 20 metros los separan.

Siguiendo la valla, a trescientos metros, junto a la misma, se encuentra el dolmen de Lindus, bien conservado. Se aprecia su cámara formada de pesadas losas. Poco mas adelante salimos del bosque y ante nosotros tenemos el monte Lindus, punto donde se juntan las fronteras. Hoy pacíficas, pero en su día fortificadas por Franco, ante el temor de una invasión aliada tras la Segunda Guerra Mundial. Por eso, en su cima encontramos restos de trincheras que protegían esta privilegiada atalaya. El hierro de los cañones y las metralletas ha sido sustituido por el de los dos buzones montañeros que ornan la cima. Hoy desde esta altura no se vigila. Se disfruta. Se disfruta de una gran panorámica de montañas que no entienden de límites ni de fronteras.

La vuelta se realiza bajando al collado de Lindus hacia el este, para luego rodear por una pista el Girizu hasta el histórico collado de Ibañeta, con su ermita y su monolito dedicado al guerrero franco Roldán, desde donde podremos admirar la vista de la gran falla pirenaica que forma el valle de Valcarlos. Desde aquí solo hay que seguir las flechas amarillas del Camino de Santiago hasta el punto de inicio, la mágica localidad de Roncesvalles…

Track y waypoints de la ruta


Si te atrae la arqueología prueba a visitar mis blogs de rutas arqueológicas por Navarra:

Rutas arqueológicas por Alicante en:

Más rutas por Navarra en mi blog:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada